Asesoría fiscal en Barcelona

Cuando se deposita la confianza en un asesoría fiscal Barcelona debemos tener en cuenta que acudimos a un profesional primordialmente para pagar menor cantidad de impuestos. No siempre es mejor el asesor que de primeras te asegure que sus clientes pagan menos impuestos, pues en ocasiones, cuando se paga menos, no está ajustado a las leyes tributarias, por lo que las consecuencias en caso de que te “pillén”, son bastante costosas para el contribuyente que se salta la ley.

Según el artículo 305 del Código Penal, están considerados como delito fiscal todas las conductas en las que la cuantía de la cuota que se defraude, el importe no ingresado de las retenciones o ingresos a cuenta o devoluciones exceda en 120.000 euros.

Esto lo que puede ocasionar es una condena al sujeto pasivo de una pena de prisión que oscilará entre 1 y 5 años, además de la consiguiente multa, que como mínimo va a ser igual a la cantidad que se defraude con un máximo de hasta 6 veces esta cantidad.

Ante todo, un asesor fiscal debe ser profesional

Un asesor fiscal que haga bien su trabajo va a optimizar siempre la carga fiscal que tendrá su cliente, siempre dentro de la legalidad y evitando los riesgos que terminen creando graves problemas, que en ocasiones hacen que incluso se vea dañada su imagen pública o antes sus conocidos.

Lo mejor es no jugársela y apostar por una asesoría de la que tengamos buenas referencias, tanto a nivel de familia y amigos como profesional. No todo es el precio o minutas que vayan a cobrarte, lo realmente importante es que el servicio sea realmente de utilidad y responda a lo que buscas, pagar menos impuestos, pero siempre de acuerdo con el procedimiento legalmente establecido.

Deben valorarse además la disponibilidad que tenga el asesor fiscal contigo y que tenga también una capacidad didáctica, porque todas las operaciones que haga es aconsejable que te explique el modus operandi. A veces por desconocimiento no se pregunta lo que hace el asesor fiscal y luego podemos encontrarnos como en no pocos casos con sorpresas y gestiones inesperadas o no deseadas.