Diseño de cursos de educación vial para niños

Es importante que los pequeños de la casa conozcan, por lo menos, lo básico en lo referente en señalización vial. Al fin y al cabo, pese a la proliferación de zonas peatonales, los niños siguen corriendo por la calle detrás de una pelota, yendo en bicicleta o, simplemente, por diversión.

Una buena idea como negocio es que realices un curso de educación vial para jóvenes escolares, que les enseñe todo lo que deben saber sobre el entorno vial.

La vía pública

Básicamente, hablamos de todo camino que puede ser empleado para marchar por él, que está abierto al tráfico y que se caracteriza por ser regulado por las normas de circulación.

En este punto, es importante que expliques las diferencias entre la acera, la calzada y el arcén. Haz mucho hincapié en que los peatones circulan por la acera, y los vehículos, por la calzada.

¿Por dónde y cómo deben caminar?

Los peatones son los usuarios más vulnerables de la vía, por lo que deben ser siempre responsables y cuidadosos. Por eso, algunos de los consejos que puedes dar a los pequeños son los siguientes:

  • No caminar cerca del bordillo, por riesgo de atropello y de que los coches nos mojen cuando llueva.
  • No llevar animales sueltos, pues podrían ser atropellados por un coche o causar un accidente a causa de un susto.
  • No jugar cerca de la calzada.
  • No quedarse ni circular por detrás de vehículos, especialmente si son grandes.
  • Tener siempre presente dónde hay una salida y entrada de garajes al pasar por delante de las mismas.
  • Es importante ver, pero también, ser visto.
  • Si ven a una persona con movilidad reducida teniendo problemas, deberían ayudar.

Cruzar la calzada

Antes de llegar a la calzada, se deberían fijar en la velocidad y la distancia de los coches. Asimismo, cuando miren a izquierda, derecha, y nuevamente izquierda, lo ideal es hacerlo con un pie avanzado, lo que facilitará el inicio de la marcha. Además, en caso de llevar mochila, hay que evitar colgarla de un solo hombro, pues les hará correr el riesgo de desequilibrarse.

No olvides, también, que deberían conocer las señales que les incumben.

Estos son sólo algunos de los contenidos básicos que los escolares deberían conocer y que puedes incluir en tu curso de señalización vial.