¿Para qué sirve la filtración de arena?

Los filtros de arena se han empleado desde hace muchos años con la finalidad de depurar el agua de piscinas, aguas residenciales, residuales y de todo tipo, ya que se trata de una técnica muy eficaz a la hora de separar los sólidos que se quedan suspendidos en el agua.

La filtración de arena se puede realizar con maquinaria de medio o gran tamaño, y se puede llevar a cabo de manera manual o automática, según las preferencias del usuario.

Las aplicaciones que se le da a la filtración de arena son algunas de las siguientes:

  • Preparación de agua fría
  • Producción de agua potable
  • Tratamiento de las aguas residuales
  • Filtración del agua de las piscinas
  • Pre filtración para los sistemas de membrana
  • Filtración de agua gris, o bien, de superficie

Aplicaciones especiales

Pero los filtros de arena no se limitan a estas funciones. También se emplean a la hora de conseguir separar el hierro en la superficie en el suelo o con el agua limpia.

agua-potable

La instalación de la separación del hierro se basa en la aereación, oxidación y precipitación del hierro y el manganeso. Luego, se continúa separando las partículas precipitadas con el filtro de arena.

Una vez los filtros ha quedado cargados con las partículas, la dirección del flujo se invierte y, entonces, el volumen del mismo aumenta para que el filtro vuelva a ser limpiado.

El tiempo que dura la limpieza puede ser variable, y se determina por factores como los siguientes:

  • La presión de la gota sobre el filtro
  • El volumen del agua

¿Cómo se hace el mantenimiento de estos filtros?

Dependiendo de sus características, cada filtro tiene una calidad de arena distinta, además de un tamaño de granulado diferente. La presión aumenta cuando el filtro se ensucia, por lo que es algo fundamental lavarlo a contracorriente, invirtiendo el flujo del agua de abajo hacia arriba. Se trata de un proceso que se debe repetir hasta que el agua salga completamente limpia.

Una vez hecho, el filtro funciona de nuevo en condiciones normales. El problema principal que tiene lugar si se obstruye el filtro es que deja pasar muy poca cantidad de agua, así que la recirculación de ésta disminuye.

En cualquier caso, los filtros de arena son mucho más voluminosos, a la par que muy fiables,  y no requieren muchas intervenciones manuales.