Asesoría fiscal en Barcelona

Cuando se deposita la confianza en un asesoría fiscal Barcelona debemos tener en cuenta que acudimos a un profesional primordialmente para pagar menor cantidad de impuestos. No siempre es mejor el asesor que de primeras te asegure que sus clientes pagan menos impuestos, pues en ocasiones, cuando se paga menos, no está ajustado a las leyes tributarias, por lo que las consecuencias en caso de que te “pillén”, son bastante costosas para el contribuyente que se salta la ley.

Según el artículo 305 del Código Penal, están considerados como delito fiscal todas las conductas en las que la cuantía de la cuota que se defraude, el importe no ingresado de las retenciones o ingresos a cuenta o devoluciones exceda en 120.000 euros.

Esto lo que puede ocasionar es una condena al sujeto pasivo de una pena de prisión que oscilará entre 1 y 5 años, además de la consiguiente multa, que como mínimo va a ser igual a la cantidad que se defraude con un máximo de hasta 6 veces esta cantidad.

Ante todo, un asesor fiscal debe ser profesional

Un asesor fiscal que haga bien su trabajo va a optimizar siempre la carga fiscal que tendrá su cliente, siempre dentro de la legalidad y evitando los riesgos que terminen creando graves problemas, que en ocasiones hacen que incluso se vea dañada su imagen pública o antes sus conocidos.

Lo mejor es no jugársela y apostar por una asesoría de la que tengamos buenas referencias, tanto a nivel de familia y amigos como profesional. No todo es el precio o minutas que vayan a cobrarte, lo realmente importante es que el servicio sea realmente de utilidad y responda a lo que buscas, pagar menos impuestos, pero siempre de acuerdo con el procedimiento legalmente establecido.

Deben valorarse además la disponibilidad que tenga el asesor fiscal contigo y que tenga también una capacidad didáctica, porque todas las operaciones que haga es aconsejable que te explique el modus operandi. A veces por desconocimiento no se pregunta lo que hace el asesor fiscal y luego podemos encontrarnos como en no pocos casos con sorpresas …

La utilidad de contar con dos números en una sola SIM

Actualmente, tener dos números en la misma SIM es algo que tiene bastante utilidad. En ocasiones es posible que solo quieras que cuente con tu número principal las personas más cercanas a ti, caso de tu familia y amigos.

Puedes contar con otro número secundario donde pueden provenirte llamadas del trabajo, además de las que puedas recibir de empresas que te manden publicidad.

Una alternativa interesante

El contar con algo así lo que te garantiza es privacidad y tranquilidad. En los últimos años han aparecidos varias opciones para contar con números virtuales o segundas líneas como en el caso de Movistar que es la que en la actualidad hace posible que se puedan contratar dos números de teléfono en la misma SIM, lo que da lugar a las siguientes posibilidades:

  • El gasto solo se contabiliza en una única factura. Aunque tengas dos líneas de teléfono, es posible contar con todo el gasto en una única factura, lo que facilita de esta forma su gestión.
  • El servicio es realmente económico, puesto que la segunda línea de Movistar solo tiene un precio de 5 € y sin permanencia.
  • Filtrado de llamadas por contacto: se puede dar el número virtual a las personas y empresas a las que se quiera restringir el horario de llamada, bastando con la desactivación de la segunda línea fuera del horario. De igual manera, las llamadas perdidas se van a buzón de voz y es posible atenderlas cuando uno quiera sin que haya molestas interrupciones.
  • Uso útil de dos números en la misma SIM: además de la filtración de mensajes y llamadas que provengan de orígenes determinados, es posible incluso crear una campaña de marketing usando el número virtual de manera temporal. En cuanto termine la campaña. Solo vas a tener que darlo de baja. Incluso en la segunda lúneas vas a poder enviar SMS.

Estamos ante una opción en la que, con una sencilla activación, llamando al 22522, una app descargada y listo, se tiene la opción de poder contar con una segunda línea, crear número virtual para WhatsApp con dos números de WhatsApp y la posibilidad …

Ideas de negocio relacionadas con animales

Si te gustan mucho los animales, es muy probable que hayas pensado en cómo dedicarte a una empresa que esté relacionada con ellos. Por ejemplo, ahora se llevan mucho las franquicias de tiendas de animales, pero esto no es todo lo que puedes hacer.

Ropa para mascotas

Se trata de una idea curiosa pero que, sin embargo, cada vez está teniendo más aceptación. Especialmente, en invierno. Seguro que has visto numerosos perros paseando por la calle con abrigos de su tamaño. E, incluso, con capucha. El caso de los gatos puede que sea más difícil, porque no suelen dejarse vestir, pero siempre puedes crear collares innovadores. ¿Has visto esos elegantes pañuelos de cuello y pajaritas para los mininos? Seguro que puedes hacer algo similar y más original.

Servicio de fotografía para mascotas

Todo el mundo quiere guardar recuerdos de sus animales. Puedes crear un estudio especial y portátil para mascotas. Así, podrás desplazarte a sus viviendas y captar momentos únicos. También, con un buen equipo fotográfico, puedes dedicarte a inmortalizar escenas del día a día.

Con un poco de idea de edición de fotografía, podrás darle el toque que buscas. De fantasía, oscuro, montajes de todo tipo…

Tienda de alimentos

Otra opción muy importante, puesto que se trata de un sector que siempre va a existir. Intenta conseguir los mejores descuentos para tus clientes y anunciarte en sitios como Internet y las redes sociales adecuadamente, para llegar al máximo posible de clientes. Además, si tu tienda es física, no olvides que podría ser una buena idea contar, también, con una online.

Como extra, puedes añadir un servicio de pastelería para mascotas. A muchas personas les gusta celebrar los cumpleaños de sus animales, pero, claro está, no se les puede dar de comer dulces que comemos las personas.

¿Otras opciones? Hacer casetas para perros, peluquería canina, paseador o entrenador de perros, pañales para animales… Puede sonar un tanto extraño, pero lo cierto es que todos estos servicios ya existen. Sólo necesitas descubrir el modo de explotarlos correctamente.

Preguntas frecuentes sobre la declaración de la Renta

Cada año, surgen las mismas dudas sobre la declaración del IRPF. Y, salvo que hayas buscado una buena gestoría en Barcelona –o cualquier otra ciudad- que se encargue de todo el trámite y papeleo, es probable que estas dudas vuelvan o que nunca hayas conseguido resolverlas.

Por todo esto, hemos decidido contestar a las dudas más frecuentes que surgen cada año:

¿Cuándo tengo la obligación de hacer la declaración?

En general, podemos decir que todas las personas con rentas superiores a 22.000 euros brutos anuales. Sin embargo, en caso de que hayas tenido dos o más pagadores, y se hayan percibido más de 1.500 euros de éstos, esta cantidad baja hasta los 12.000 euros brutos anuales.

¿Tengo que declarar el dinero del paro?

Sí. De hecho, se considera como un pagador más, como una empresa más. Por lo que se contará a la hora de establecer el límite para la obligación de presentar el IRPF del que hablábamos en el punto anterior.

Si he alquilado mi casa, ¿puedo seguir desgravando la hipoteca?

La deducción por adquisición en el IRPF se limita a la vivienda habitual. Si alquilas tu casa, se entiende que ya no es tu residencia habitual, por lo que pierdes este derecho a deducción.

He vivido en dos comunidades distintas a lo largo del año. ¿En cuál presento el IRPF?

La declaración se debe presentar en la comunidad en la que hayas vivido durante más tiempo a lo largo del año.

Si hice la declaración el año pasado, ¿tengo que hacerlo cada año?

No, si no llegas al mínimo establecido. Por haberla presentado un año, no existe ninguna obligación de hacerlo el siguiente, pese a que se trata de una equivocación muy común pensar que es así.

¿Cuándo puedo hacer la declaración conjunta?

La pueden realizar las personas casadas y los miembros de la unidad familiar, que incluye a padres e hijos menores de 25 años. Sin embargo, no siempre conviene hacerla de este modo.

Si presentas antes la declaración, ¿te paga antes Hacienda?

Aumentan las posibilidades de que esto sea así, pero lo cierto es que no

Preparativos para el invierno

Se acerca el frío, y la oficina se convierte en una zona invernal y poco acogedora. Nunca es demasiado pronto para usar la astilladora de leña y dejar preparada la estufa para los días de bajas temperaturas. Sin embargo, esto no es todo lo que puedes o debes hacer con tal de asegurar que tus trabajadores se encuentren a gusto en la oficina.

Hay una serie de preparativos ideales para garantizar que el espacio de trabajo sea el más apropiado cuando lleguen las bajas temperaturas.

Cierra los espacios

Las corrientes de aires pueden costaros más de una baja laboral por resfriado o gripe. Además, incluso si no cogen la baja, los trabajadores resfriados sentirán que deben hacer un esfuerzo extra para acudir a la empresa, rendirán menos y les hará sentir peor.

Muchas personas deciden subir la calefacción para contrarrestar las corrientes de aire, pero esto conlleva un aumento del coste económico de mantener una buena temperatura ambiental.

En su lugar, lo ideal es que evites las corrientes. Para ello, busca orificios o grietas en las paredes para taparlos. Por lo general, se pueden encontrar en puertas, ventanas y revestimientos.

Un techo estabilizado

Si tenemos en cuenta la altura y el tamaño general, los techos y las canaletas que se unen a éste son los componentes que cuentan con una mayor exposición a la nieve y al frío, en general. Así que un profesional debería realizar una inspección de cara a la llegada del invierno y asegurarse de que el techo y las canaletas están en buen estado y son de una calidad suficiente para resistir el hielo y la nieve que se puedan acumular. Además, se deben reemplazar posibles parches dañados, así como arreglar cualquier unión que se haya realizado previamente.

Cuidar del calentador de agua

Por supuesto, debemos ofrecer a nuestros trabajadores, siempre, la posibilidad de contar con agua caliente. Ya sea para lavarse las manos o para hacerse una infusión; imagina que sólo hay agua fría en la oficina: tener que mojarse las manos puede ser una auténtica tortura durante el invierno.

Sigue estos consejos y