eafi bissan finanzas

¿Qué es una EAFI?

“EAFI” responde a las siglas de Empresa de Asesoramiento Financiero Independiente. Como su nombre indica, actúan en el sector de las finanzas.

Su principal actividad consiste en el asesoramiento de inversiones. Mediante un asesoramiento personalizado, se llevan a cabo consejos y recomendaciones a medida de la situación, las necesidades y los objetivos del cliente. Para su consecución, se emplean instrumentos financieros y una estrategia industrial.

Las EAFI son empresas que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) regula y supervisa.

¿Se trata de empresas realmente independientes?

Las EAFI no pertenecen a grupos bancarios ni son agentes de banca. De hecho, los criterios en los que se basan para actuar están basados en la profesionalidad, así como su propia experiencia. Para una EAFI, el objetivo principal es conseguir los propios objetivos financieros del cliente, por lo que su independencia es una de las garantías que funcionan como pilar en su servicio.

¿Cuánto dinero gestionan las EAFI en España?

En la mayoría de países europeos, es común que los particulares utilicen asesores independientes (Investment Financial Advisors o IFA). Sin embargo, España es un país que está muy bancarizado: el 93% del dinero se gestiona a través de la banca, mientras que sólo el 4% se gestiona a través del asesoramiento independiente. Mientras, en Inglaterra, el asesoramiento independiente gestiona el 80% del dinero; en Suiza, el 50%; en Alemania, el 20%.

En España, todavía queda mucho por recorrer a la hora de conseguir que la asesoría independiente (las EAFI) se establezca por encima de aquellos asesores de banca con intereses propios en la gestión del patrimonio del cliente.

¿Las EAFI pueden ser personas físicas?

Así es. Las EAFI pueden ser personas físicas, o bien, sociedades, ya sean anónimas o limitadas.

¿Las EAFI deben acreditar experiencia?

Efectivamente. Deben acreditar ante la CNMV sus conocimientos, así como su experiencia, en el cuanto a la actividad ejercida como asesores en materia de inversiones, gestión de patrimonio, análisis… que se den en el mercado de valores. Asimismo, los títulos universitarios u otras certificaciones profesionales también deben ser presentados.

Como ves, se trata de empresas cuya experiencia y profesionalidad queda más que demostrada, motivo de peso por el que cada día más personas deciden confiar en la asesoría independiente a la hora de llevar a cabo la gestión de su patrimonio.

Y tú, ¿qué opinas al respecto? ¿Vas a apostar por este tipo de asesoría?