Tipos e importancia de la restauración de edificios

La restauración de edificios es el proceso por el cual la fachada y/o la estructura se renuevan y restauran. Cualquier empresa de rehabilitación de edificios en Barcelona (y en cualquier otro lugar, suponemos) podrán decirte que incluye diversos procesos, como la limpieza del exterior e interior del edificio o la reconstrucción de las partes dañadas. Por ejemplo, la Casa Blanca pasó por una etapa de restauración: entre el 1985 y el 1989, se eliminó toda la capa de pintura existente en las paredes y se limpiaron y repararon las paredes exteriores de piedra arenisca.

Al igual que otros bienes, los edificios son estructuras que requieren de un mantenimiento adecuado. En los últimos tiempos, a causa de los altos niveles de contaminación, ha aumentado la necesidad de mantener y restaurar más a menudo los edificios, ya sean modernos o históricos. Porque, además, no es como si sólo los edificios más grandes necesitaran de estas reparaciones; también, los edificios que sirven como viviendas, las requieren. Los mismos fundamentos se aplican en todo tipo de edificios, al final.

El proceso de restauración de edificios es distinto al mantenimiento anual regular, y siempre depende de las posibilidades y de las necesidades, junto al estado actual del edificio. Y podemos encontrar tres tipos de trabajos de restauración:

Limpieza del edificio

Es el primero. Un procedimiento que incluye procesos de limpieza de la fachada, algo especialmente necesario en las ciudades con altos niveles de contaminación. Los edificios pierden el color y el brillo a causa de la niebla creada por el humo, lo que hace que se tornen negros. En el proceso, se restaura el color original y el brillo de las paredes.

Reparación

Es el segundo tipo. La mampostería del edificio está afectada o ha sido destruida por la contaminación y las lluvias ácidas, por lo que es necesario repararla y reinstalarla.

Reconstrucción completa

Cuando hay partes del edificio derruidas, a causa de terremotos o por contar con estructuras muy débiles, es necesario reconstruir por completo dichas porciones.

Todas estas obras deben llevarse a cabo bajo la guía de expertos, siempre con tal de que la restauración del edificio que se realiza sea la adecuada y, además, duradera.