Archive en marzo 2018

Blefaroplastia sin cirugía: Como remover las bolsas del ojo sin cirugía

Blefaroplastia sin cirugía: Como remover las bolsas del ojo sin cirugía

Llegados a cierta edad, empezamos a notar los nocivos efectos de la edad: patas de gallo, piel sin elasticidad, ojos caídos y si, algo que no es del agrado de nadie, las bolsas en los ojos. Estas bolsas nos hacen tener un mal aspecto, nos hacen lucir cansados y por desgracia algunas veces, estas no mejoran ni cambiando nuestros hábitos de sueño ni cambiando nuestra dieta.

Afortunadamente, actualmente existen muchas formas de eliminar las bolsas de los ojos, y no te preocupes, muchas de estas no te costaran mucho dinero. En este post te propondremos procedimientos alternativos o sea blefaroplastia sin cirugía. Además, en este artículo también discutiremos las causas más comunes que generan las bolsas de ojo. ¡Echa un vistazo!

¿Qué causa las bolsas de los ojos?

Para comprender mejor cómo funciona la blefaroplastia sin cirugía, es evidente que debemos saber los factores que hacen que aparezcan. Existen muchos factores, pero el más común es la pérdida del tejido adiposo en las mejillas superiores, justo debajo de las bolsas de los ojos. Este tejido que reside justo debajo de la piel, está presente en toda la cara. A medida que envejecemos este tejido se descompone más rápido en las mejillas que debajo de los ojos, dando como resultado unos ojos más abultados.

Otra razón es el debilitamiento del tabique orbital. El tabique es una membrana que “retiene” la grasa debajo del ojo. El envejecimiento normal, a veces genera este debilitamiento y como consecuencia la grasa de detrás tiende a abultarse y presionar sobre la piel, generando las bolsas del ojo. Por último, existen personas que genéricamente están predispuestas a tener grasa extra debajo de los ojos, y son aquellos pacientes que aún siendo jóvenes presentan estas bolsas.

Blefaroplastia sin cirugía para las bolsas de los ojos

El más demandado es sin duda el relleno dérmico. Los rellenos dérmicos son geles compuestos de una sustancia llamada ácido hialurónico, una sustancia que se encuentra naturalmente en el cuerpo y que puede restaurar el volumen perdido o agregar nuevo volumen al tejido facial.

Para los pacientes cuyas bolsas de los

Diseño de cursos de educación vial para niños

Diseño de cursos de educación vial para niños

Es importante que los pequeños de la casa conozcan, por lo menos, lo básico en lo referente en señalización vial. Al fin y al cabo, pese a la proliferación de zonas peatonales, los niños siguen corriendo por la calle detrás de una pelota, yendo en bicicleta o, simplemente, por diversión.

Una buena idea como negocio es que realices un curso de educación vial para jóvenes escolares, que les enseñe todo lo que deben saber sobre el entorno vial.

La vía pública

Básicamente, hablamos de todo camino que puede ser empleado para marchar por él, que está abierto al tráfico y que se caracteriza por ser regulado por las normas de circulación.

En este punto, es importante que expliques las diferencias entre la acera, la calzada y el arcén. Haz mucho hincapié en que los peatones circulan por la acera, y los vehículos, por la calzada.

¿Por dónde y cómo deben caminar?

Los peatones son los usuarios más vulnerables de la vía, por lo que deben ser siempre responsables y cuidadosos. Por eso, algunos de los consejos que puedes dar a los pequeños son los siguientes:

  • No caminar cerca del bordillo, por riesgo de atropello y de que los coches nos mojen cuando llueva.
  • No llevar animales sueltos, pues podrían ser atropellados por un coche o causar un accidente a causa de un susto.
  • No jugar cerca de la calzada.
  • No quedarse ni circular por detrás de vehículos, especialmente si son grandes.
  • Tener siempre presente dónde hay una salida y entrada de garajes al pasar por delante de las mismas.
  • Es importante ver, pero también, ser visto.
  • Si ven a una persona con movilidad reducida teniendo problemas, deberían ayudar.

Cruzar la calzada

Antes de llegar a la calzada, se deberían fijar en la velocidad y la distancia de los coches. Asimismo, cuando miren a izquierda, derecha, y nuevamente izquierda, lo ideal es hacerlo con un pie avanzado, lo que facilitará el inicio de la marcha. Además, en caso de llevar mochila, hay que evitar colgarla de un solo hombro, pues les hará correr el riesgo de desequilibrarse.

No olvides,