Cómo Impermeabilizar tu Sótano

Cómo Impermeabilizar tu Sótano

Cómo Impermeabilizar tu Sótano

Los sótanos son lugares húmedos y mohosos. Si tu sótano tiene goteras necesitarás encontrar la causa para que así el procedimiento sea menos invasivo. Tranquilo, puedes impermeabilizar tu sótano de muchas maneras y en este artículo te contamos unas cuantas.

No hace falta que tires abajo las paredes y levantes el suelo de tu sótano, tenemos algunos consejos sobre impermeabilización que te ayudarán a encontrar y reparar la causa para mantenerlo seco.

Sella tus grietas y mira tus canaletas

La mayoría de los problemas de goteras provienen del agua que se filtra a través de las paredes y en las juntas. Las grietas y otros daños también pueden provocar escapes. Limpia y repara las áreas dañadas si quieres impermeabilizar tu sótano. Aunque la presión hidrostática puede ser un problema en algunas zonas incluso si los has sellado. 

Revisa que tus canaletas de lluvia no estén obstruidas y que las tuberías de drenaje estén funcionando adecuadamente. Todas las tuberías y desagües deben ser revisados rutinariamente para ver si están bloqueados y así mantenerlos siempre despejados. Recuerda, si no tienes un buen sistema de drenaje es probable que tengas fugas.

Cuidado con el césped

Cuando el césped está inclinado este provoca problemas de drenaje, con sus respectivas filtraciones. Si tu sótano se empapa cada vez que riegas el césped significa que no está nivelado correctamente. Colocar un macetero con flores cerca de la casa agregando tierra que esté elevada y rodeada de ladrillos puede ayudarte a resolver este problema. 

La impermeabilización de tu sótano puede ser frustrante, si es demasiado trabajo para ti, puedes contratar a una empresa de impermeabilizaciones en Barcelona.  

También puedes impermeabilizar tu sótano instalando un sistema de drenaje para recolectar y canalizar el agua fuera de tu sótano. Estos sistemas no son difíciles de instalar y pueden quedar bien ocultos por roca laminada y otros materiales de construcción.

Jorge Tresjuncos