Consejos para escoger la mejor empresa de transportes

Consejos para escoger la mejor empresa de transportes

Consejos para escoger la mejor empresa de transportes

Si te encuentras inmerso en la búsqueda de una empresa de transporte frigorífico para llevar tus mercancías de forma segura y a tiempo al destino correcto a un precio razonable, en este post te damos algunos consejos para escoger la mejor opción.

Cuando su producto es perecedero y sensible a la temperatura, debes estar seguro de que la empresa que contratas dispone de los vehículos adecuados para mantener tu producto en un ambiente con temperatura controlada para no estropear tu mercancía.

Hay cuatro cualidades importantes que debe buscar en cualquier empresa de transporte :

  • Experiencia
  • Flota
  • Precio

La experiencia es un grado

Primero, mira la experiencia de la compañía. ¿Cuánto tiempo llevan en el negocio? ¿Desde cuándo ofrecen servicios de transporte frigorífico? ¿Están familiarizados y cumplen con las regulaciones?

Aunque una compañía más nueva pueda estar igual de capacitada para transportar tus productos, una compañía más experimentada tendrá más recorrido y referencias de terceros.

Esto es un fuerte indicador de cómo trabajan, si son eficaces y profesionales o si por el contrario, no tienen buena reputación.

Al poner sus productos perecederos en manos de una empresa con experiencia, puede estar seguro de que sus productos llegarán a su destino de forma segura y a tiempo.

Flota equipada

¿Tienen vehículos antiguos o más nuevos? Una empresa con equipos más nuevos y tecnológicamente avanzados es menos susceptible a las averías.

La tecnología de refrigeración es probablemente más sofisticada y capaz de ofrecer mejores controles ambientales sobre los equipos más antiguos.

Si una compañía tiene equipo más nuevo, verifica si los conductores de camiones están debidamente capacitados para operar ese equipo. Tener un nuevo equipo no vale mucho si el conductor no está lo suficientemente capacitado para manejarlo.

Precio del servicio

Lo último que hay que tener en cuenta es el precio. A menudo el dicho de «Lo que pagas es lo que obtienes» es a menudo cierto.

La compañía que ofrece el precio más barato podría no cumplir con tus expectativas. Comprueba que la compañía no tiene costos ocultos, tales como gastos por paradas múltiples o cargos por espera durante la noche.

La compañía más barata podría terminar siendo más costosa a largo plazo. Aunque el precio es un factor importante, no permitas que sea lo que determine tu decisión final.

En resumen, un poco de investigación previa puede ahorrarte dinero y asegurar que tus productos lleguen a su destino final en el tiempo requerido y en excelentes condiciones.

Jorge Tresjuncos