¿Cómo preparar una entrevista de trabajo en inglés?

Si gracias a las diferentes experiencias que hayas podido vivir en tu vida, como irte de Erasmus o dedicar tus veranos a aprender inglés en el extranjero, ya estás acostumbrado a hablar en este idioma, puede que este artículo no sea para ti. Sin embargo, si has llegado hasta aquí, es porque a ti también te interesa saber cómo preparar una entrevista de trabajo en inglés de forma adecuada. ¡Veamos algunos tips!

No mientas en tu CV

Para el departamento de Recursos Humanos encargado de la selección de personal de una empresa, hacer la entrevista de trabajo en inglés es la mejor forma de comprobar que un candidato posee el dominio de inglés que se necesita para el puesto y que afirma en su CV. Por tanto, la confianza en ti mismo y el control de tus nervios será aún más importante que en una entrevista tradicional, en tu idioma materno.

Por tanto, el primer consejo que te damos para no ser descartado en esta fase es no mentir en tu CV. Si ya tienes el nivel que piden en la descripción del puesto en la oferta de empleo, no lo inglés acreditando un nivel superior si en realidad no lo tienes. Estarás generando unas falsas expectativas que jugarán tu contra por falta de confianza. Pueden pensar que también mientes en todo lo demás.

¿Dónde es la entrevista?

Si vas a realizar la entrevista en España, es muy probable que parte de la entrevista sea en un idioma y parte en otro. ¿la razón? Los reclutadores también son conscientes de que esto puede suponer un esfuerzo extra para ti, que te muestre tenso y que impida ver quién eres en realidad, algo fundamental para tomar la decisión de incluirte en el equipo.

Sin embargo, si realizas la entrevista en el extranjero, casi con toda probabilidad, la entrevista será únicamente en inglés, ya que si has optado al puesto, dan por hechos que tienes el dominio suficiente como para ser binlingüe en esta lengua.

images (3)

Prepárate

Como en cualquier entrevista, conoce a la empresa y prepçarate las respuestas a la preguntas más habituales o que tu crees que pueden hacerte. Y hazlo también en inglés. Prepara tus expresiones, tus giros de idioma y repasa vocabulario para no utilizar siempre las mismas palabras.

También es importante que simules entrevistas con tus amigos o con tu profesor de inglés, esto te ayudará a responder con mayor seguridad el día de la entrevista real.

Y por supuesto, no descuides los detalles. Se puntual, acude adecuadamente vestido, cuida tus expresión corporal, respeta los tiempos y deja que la situación fluya con naturalidad para disfrutar de la experiencia y mostrar la mejor versión de ti mismo. Piensa que aunque no seas elegido, te habrá servido para prepararte para otras entrevistas. Y si has causado buena impresión, puede que te llamen nuevamente para otro puesto de trabajo o que coincidas nuevamente con el seleccionador en el proceso de otra empresa en el futuro.