¿Cómo reducir los costes logísticos de tu negocio?

¿Cómo reducir los costes logísticos de tu negocio?

¿Cómo reducir los costes logísticos de tu negocio?

Muchas empresas no han desarrollado un plan logístico para evaluar cómo funcionan los procedimientos y si se están buscando las alternativas más baratas. El problema es evidente. El departamento comercial o profesional de ventas dedica la mayor parte de su tiempo a pensar. Tener una visión del negocio que permita rápidamente tomar decisiones como cambiar de transportista, acelerar los procesos de gestión de pedidos o emitir las órdenes de compra en menos tiempo es una tarea más complicada.

Lo que se persigue ante todo en la logística de distribución es que el cliente quede satisfecho. Que el producto llegue rápido, los gastos de envío no sean muy elevados y exista un buen servició de atención al cliente. Pero no sólo esto: además queremos reducir al máximo los costes logísticos para aumentar el margen de beneficio.

¿Cómo podemos conseguir ese equilibrio entre eficiencia y reducción de costes? En este artículo te detallamos un sistema que ya usan muchas empresas.

Reducir los costes logísticos y mejorar la gestión de pedidos

Cuando hay que trabajar con un amplio volumen de productos, resulta imposible trabajar solo. Para empezar el error que cometen muchas empresas es pensar que no necesitan disponer de un almacén, ni un sistema estándar de envíos de productos. El resultado es que se acaba perdiendo y deteriorando el stock, lo que supone una pérdida económica.

Al margen de esto, también se producen pérdida de clientes por la falta de profesionalidad de la gestión de los pedidos. No hay unos tiempos estándares de entrega, o los gastos de envío son tan elevados y poco competitivos, puesto que tenemos que mantener el personal de transporte, que al final acabamos perdiendo clientes.

¿Cómo se puede solucionar esto? Con un operador logístico externo. Los operadores integrales combinan alta calidad en su servicio logístico con el cumplimiento de unos estándares. Siempre hay personal transportista capaz de desarrollar las tareas. Siempre hay un equipo capaz de realizar tareas de almacenaje, embalaje y etiquetado.

Se busca la fórmula de la máxima productividad, reduciendo los costes logísticos hasta en un 30%, ya que de otro modo no tendría ningún atractivo. ¿Cuál es la ventaja? Que no tienes que mantener la infraestructura, ni contratar a un transportista que te ofrezca un precio más elevado por tratarse de una empresa y no de un operador de logística. La clave del ahorro estará en reducir tus costes y mejorar la calidad.

¿Has trabajado en alguna ocasión con operadores logísticos? ¿Has examinado los costes que conlleva entregar todos los encargos?

Jorge Tresjuncos