Tu formación determina tu éxito

Tu formación determina tu éxito

Tu formación determina tu éxito

La formación es un valor en sí mismo. Todos los padres aconsejan a sus hijos que estudien, que obtengan una preparación sólida antes de lanzarse al mundo laboral, especialmente en estos tiempos en los que resulta particularmente complicado dar con buenas oportunidades de trabajo. Por eso hace falta estar totalmente preparado para los caminos que se puedan abrir, para que la falta de una buena base no hipoteque esas oportunidades.

Pero la formación, decíamos, es un valor y lo viene siendo desde mucho antes de que la crisis golpeara. Tener estudios, contar con práctica en el haber, dominar un oficio en los aspectos teóricos y además tener una idea clara de qué implica su ejercicio… eso siempre ha sido algo apreciado en la sociedad.

Cualquiera con unas mínimas aspiraciones a medio o largo plazo ha apostado por formarse. A veces esta información es eminentemente práctica, como en los oficios (sirvan como ejemplo un ebanista o un tapizador). A veces cuenta con una parte teórica más importante, como en los trabajos intelectuales (véase el Marketing o la Estadística). Pero siempre hay que tener un buen punto de partida que nos permita dar el salto hacia ese campo que nos interese y que nos emocione explorar o que tenga una proyección a largo plazo y que nos va a reportar estabilidad, o las dos cosas a la vez si es posible.

Camino al éxito

El camino al éxito es un paso a paso.

Y ya que hablamos de lo teórico pero también de lo práctico, vayamos aquí con un perfil de profesional con un buen presente y mucho futuro que basa gran parte de su éxito en la importancia que le ha dado a su formación. Hablamos del doctor José Nieto Enríquez, referente en la cirugía oculoplástica reconstructiva. ¿Cómo comenzó? 

Pues comenzó como muchos profesionales de la salud, licenciándose en Medicina en su caso en el Hospital Clínic de la Universitat de Barcelona. Superados los estudios y el examen MIR (del que tanto se habla estos días en los medios de comunicación), el doctor Nieto hizo su residencia en el área de oftalmología del barcelonés Hospital Vall d’Hebrón y mientras tanto superó los exámenes norteamericanos equivalentes al MIR español, los USMLE. La Education Commission for Foreign Medical Graduates (ECFMG) le certificó para poder ejercer la medicina en los Estados Unidos. Así que el doctor Nieto se dedicaba a hacer la residencia en España mientras hacía varias estancias como médico observador en Londres, en los centros Moorfields Eye Hospital y Western Eye Hospital, donde cultivó su interés por la cirugía oculoplástica.

El doctor José Nieto finalizo su residencia y puso rumbo a los Estados Unidos, accediendo a una plaza de subespecialización en cirugía oculoplástica en la Universidad de Michigan. No es una plaza cualquiera, puesto que con ella el doctor Nieto se convertía en el primer oftalmólogo español que accedía a un programa de fellowship oficial de la American Society of Ophthalmic Plastic and Reconstructive Surgery.

Hasta ahí la etapa de formación esencial de este profesional. Después de su estancia en Norteamérica regresó a Barcelona, su ciudad natal, para ejercer la medicina en el área en el que se había especializado, distinguiéndose de otros profesionales de la salud. Actualmente el doctor Nieto ejerce su especialidad en el sector privado, en una de las mejores clínicas de Cataluña (la prestigiosa clínica Corachán), a la vez que lo compagina con su actividad en el sector público, donde es un referente en cirugía oculoplástica reconstructiva. 

Vemos en este perfil, pues, cómo la formación es la plataforma sobre la que apoyarse para tomar el camino que decidamos. Cierto es que existen casos en los que el carisma o el simple empuje incondicional han hecho de personas sin formación auténticas triunfadoras, pero muchas de ellas no dudan en admitir que con un poco de formación el camino les hubiera resultado más llano. Así que sí, la formación contribuye y de forma bastante importante al éxito de cada uno de nosotros. 

Jorge Tresjuncos